Contáctanos

FAQ

¿Cada cuándo debo reformar mi casa?

¿Qué elemento debería reformar de mi casa? Seguramente es una pregunta que te has hecho muchas veces. Más allá de los cambios vitales que obligan a reformar una vivienda, como la llegada o salida de un hijo, hay muchos motivos para plantearse la renovación de tu casa: cambio de estilo, mejora de la eficiencia energética, actualización de las instalaciones, etc.

¿Qué reforma necesita mi casa?

El paso del tiempo deteriora todos los elementos de una casa, hecho que obliga a hacer una reforma o reparación cada 5-10 años como mínimo, aunque sea de pequeña entidad. La clave está en saber determinar en cada caso si necesitamos una reforma parcial o aprovechamos para hacer una reforma integral de nuestra casa.

En el post de hoy explicaremos qué tipo de reforma tendrías que hacer en tu vivienda en función de su antigüedad, o de los años que hayan pasado desde la última reforma. Una guía que te servirá para mejorar tu casa y revalorizarla en el mercado. ¿Estáis preparados para pasar el test?

Mi casa o reforma tiene 5-10 años

Si tu casa tiene menos de 10 años de antigüedad, recomendamos renovar la decoración interior, pintar la casa o cambiar los textiles (cortinas, cojines, ropa de cama, etc.). También puede ser un buen momento para llevar a cabo pequeñas reformas o reparaciones que hemos ido posponiendo y que nos harán la vida más cómoda.

Mi casa o reforma tiene 10-15 años

Si ya hace más de 15 años que cambiaste el suelo, es probable que ya hayan aparecido los primeros signos de desgaste, especialmente en los zócalos. Por un precio no muy excesivo, podemos renovar el pavimento o puertas de una casa y cambiar por completo su aspecto.

Mi casa o reforma tiene 15-20 años

Pasados los 20 años es probable que tu baño o cocina se vea anticuado, además de presentar problemas funcionales: Armarios que no cierran bien, sanitarios desgastados, baldosas deterioradas, etc. Aprovecha esta reforma para mejorar la funcionalidad de estos espacios, instalando platos de ducha o abriendo la cocina al comedor.

Mi casa o reforma tiene 20-30 años

Hace 30 años las normativas de edificación eran muy poco exigentes con el aislamiento térmico de fachadas y ventanas. Cambiando o reformando las ventanas notarás una gran mejora en el confort térmico y acústico de tu casa. Si quieres ir más allá, puedes mejorar el aislamiento térmico de fachada infiltrando material aislante en las partes ciegas o haciendo un trasdosado por su interior.

Mi casa o reforma tiene 30-40 años

Si hace más de 40 años que no cambias la instalación de fontanería de tu casa, probablemente tengas tuberías de plomo o acero galvanizado. Esto supone un problema de seguridad, además del riesgo de fugas. Reformar la fontanería significa ahorrarte costosas reparaciones en el futuro.

Mi casa o reforma tiene más de 50 años

Hasta mediados de los años 70 las instalaciones eléctricas no tenían ningún tipo de regulación. Esto quiere decir que el sistema eléctrico de tu casa no tiene toma de tierra, con el correspondiente riesgo de incendio y electrocuciones. No puedes esperar más para renovar la instalación eléctrica de tu casa.

Conclusiones

Saber en qué momento se ha ejecutado la actualización de cada elemento de una casa es clave para saber qué tipo de reforma vamos a hacer. Por este motivo, cuando adquirimos una vivienda es muy recomendable pedir documentación sobre las últimas reformas ejecutadas.

¿Te ha quedado alguna duda? Envíanos tus preguntas o sugerencias o escribe en la sección de comentarios, y el equipo de Mutuum te responderá encantado.

¿Necesitas realizar un proyecto o una reforma integral?
Lo haremos realidad al estilo Mutuum.

Contáctanos