Contáctanos

FAQ

Escaleras de obra rústicas

Hoy en día, las escaleras de obra rústicas han ganado protagonismo en la decoración de interiores gracias a lo vistosas que pueden llegar a ser. Ya sea que estén ocultas o a simple vista, las escaleras juegan un papel importante a la hora de definir el estilo del salón.

Aunque las escaleras de obra rústicas pueden elaborarse con distintos materiales, por lo general los más utilizados son la madera, hierro forjado y cerámica. En cuanto a su forma, todo depende del espacio con el que se cuente, ya que pueden ser de forma cuadrada, helicoidal y muchas más.

Principales tipos de escaleras de obra rústicas

Como ya hemos dicho, las escaleras de obra rústicas pueden ser construidas en una gran variedad de diseños, dependiendo de las necesidades del espacio. Cada tipo de escalera aporta texturas, colores y elementos naturales que complementan la decoración, inclusive en las casas modernas.

A continuación, te mostraremos los tipos de escaleras rústicas más utilizadas y lo que aportan cada una de ellas al estilo de la vivienda.

Escaleras de madera

Desde hace un tiempo, las escaleras de madera se han popularizado gracias a que se integran fácilmente a cualquier estilo de decoración. Una escalera de madera aporta elegancia y naturalidad a tu hogar, sin perder ese toque campestre que caracteriza la madera en su estado natural.

En interiores, la madera de roble o de haya son las más utilizadas, aunque todo dependerá del estilo que quieras lograr en el lugar. Para complementar la decoración, las escaleras de madera pueden combinarse con otros materiales como hierro, vidrio, piedra, cerámica, plantas ornamentales, etc.

Escaleras de piedra

Otro de los materiales más utilizados en las escaleras de obra rústicas es la piedra. El acabado de unos peldaños de piedra nos conecta con la naturaleza evocando una montaña rocosa que estamos a punto de escalar.

Las escaleras de piedra son robustas y elegantes y aprovechan la resistencia y la belleza de un material 100% natural. Gracias a que la piedra ofrece diferentes texturas y colores, estas escaleras pueden ser utilizadas tanto en interiores como en exteriores.

Escaleras de hierro

Las escaleras de hierro son muy utilizadas en interiores debido, principalmente, a que funcionan muy bien en espacios reducidos. Por otro lado, las escaleras de hierro pueden ser construidas en diversos modelos que se ajustan fácilmente a cualquier necesidad que se presente.

Sin embargo, el hierro es un material que requiere de mantenimiento y cuidados especiales, principalmente si está expuesto a la humedad. Al igual que la madera, las escaleras de hierro pueden ser complementadas con otros materiales como la propia madera, vidrio, piedra, cerámica, etc.

Escaleras de hormigón

Aunque no lo creas, el hormigón también puede ser utilizado para construir escaleras de obra rústicas muy llamativas y de gran durabilidad. Esto se logra agregando a sus escalones otros materiales que resalten el estilo del recinto como madera, hierro, piedra, etc.

Un tipo de escaleras de hormigón muy llamativo es el de escalones suspendidos, que brindan un aspecto moderno y robusto al recinto. Gracias a su resistencia, estas escaleras pueden ser utilizadas en interiores y exteriores, variando solamente el material con el que se complementan.

Aprovecha las ventajas que te ofrecen las escaleras de obra rústicas

Ahora que conoces un poco más acerca de las escaleras de obra rústicas, no dudes en sacar provecho de las ventajas que te ofrecen. Su versatilidad hace posible que este tipo de escaleras combine perfectamente con casi cualquier estilo, ya sea moderno, campestre o minimalista.

Si estás buscando ideas para redecorar tu hogar, puedes visitar nuestro sitio web y ver nuestros proyectos. De esta forma, tendrás una visión más amplia de lo que podemos hacer por ti si decides remodelar tu vivienda u oficina.

¿Necesitas realizar un proyecto o una reforma integral?
Lo haremos realidad al estilo Mutuum.

Contáctanos